Cómo volver a hacer ejercicio después de un tiempo


Le pasa a mucha gente, antes eras muy activo ibas al gimnasio, salías a correr, te apuntabas a clases sueltas para probar diferentes disciplinas. Y entonces, tal vez un nuevo trabajo, la llegada de un bebé, una lesión o una agenda ocupada te alejaron de ese estilo de vida activo.

Es fácil salirse de la rutina de hacer ejercicio, pero es difícil volver a retomar después de un tiempo parado, aunque te apetezca, porque has perdido la costumbre.

Si ha sido un tiempo largo, el que has estado sin hacer deporte o por culpa de una lesión o embarazo, lo mejor antes es consultar con un médico para que te de el visto bueno. Para asegurar que el esfuerzo de esta vuelta sea un éxito.

Lo siguiente sería comenzar de manera gradual y con una disciplina que te permita hacerlo.

¿Por qué es mejor empezar despacio y construir gradualmente?

Cualquier persona que esté volviendo a hacer ejercicio después de tomarse un descanso, ya sea que haya sido atleta antes o no, necesita hacerlo progresivamente.

Intentar levantar demasiado peso o forzar tu cuerpo a sesiones muy intensas puede resultar en un micro trauma para los músculos. Es mejor comenzar en un nivel suave para aumentar la resistencia y volver a entrenar los músculos.

¿Cómo el estiramiento mejora tu rendimiento?

También es importante practicar el estiramiento adecuado. Una buena opción para comenzar de forma gradual es con la práctica del Hatha Yoga. Que consiste en estiramientos estáticos. Manteniendo las posturas de Yoga o Asanas y combinándolas con estiramientos más dinámicos para que la sangre se mueva.

El Hatha Yoga no sólo te ayudará a volver a tu práctica deportiva paulatinamente, después de un descanso largo, sino que te enseñará a concentrarte en tu cuerpo y respiración para conseguir un estado mental más sosegado.

En la vuelta a hacer deporte después de un tiempo, por un embarazo, lesión o simplemente porque perdiste la costumbre, es fundamental practicar un ejercicio que minimice el riesgo de lesiones. El Hatha Yoga es una disciplina muy respetuosa con el cuerpo, que permite irlo fortaleciendo de una manera más consciente y así evitar lesiones.