BENEFICIOS DEL HATHA YOGA COMO EJERCICIO ISOMÉTRICO


Estar en forma y saludable requiere un nivel de condición física general y para conseguirlo, muchas veces, nos centramos más en ejercicios que solamente quemen calorías, nos centramos más ejercicios aeróbicos o de cardio. Pero este tipo de ejercicio no es suficiente para estar sanos. Una excelente manera de mejorar nuestra salud es, incluir a nuestra rutina aeróbica, ejercicios isométricos. Y la práctica del Hatha Yoga puede ayudarnos en esto.

El ejercicio isométrico es también conocido como entrenamiento de fuerza estático, y es ideal para el acondicionamiento físico e incluso la rehabilitación. El entrenamiento isométrico se define como la subordinación del músculo a la tensión, sin realizar movimiento.

Se trata de sumar dos fuerzas opuestas y que esa suma de fuerzas sea igual a cero.

Podemos ejecutarlos por ejemplo manteniendo nuestro propio peso en contra de la fuerza de la gravedad, empujando una pared o el suelo con nuestra fuerza o simplemente manteniendo pasivamente una postura.

¿POR QUÉ EL HATHA YOGA ES EL PERFECTO ENTRENAMIENTO ISOMÉTRICO?

  1. POR LAS ALINEACIONES. En las clases de Hatha Yoga se mantienen las posturas pero se cuidan especialmente de las alineaciones anatómicas. Éstas hacen la postura más segura y eficaz, pero a la vez respetan la diferencia del cuerpo de cada alumno. En The Matwork, impartimos Hatha Yoga y adaptamos las posturas a las particularidades anatómicas de cada alumno. Haciendo énfasis en que el objetivo no es conseguir una “performance” perfecta de la Asana, porque eso no existe, lo importante es lo que experimentamos mientras practicamos la postura con nuestro cuerpo único y diferente.

 

  1. POR LA CONCIENCIA EN LA RESPIRACIÓN. En las clases de Hatha trabajamos la atención en la respiración mientras practicamos las Asanas y los relax, de manera que dejamos que la respiración se mueva libre, no la retenemos. Es un error habitual, mientras se hace ejercicio, el de contener la respiración, pero inhalar y exhalar con normalidad, como se invita en Hatha Yoga, asegura el aporte de oxígeno necesario a los músculos.

 

  1. POR SU ACCESIBILIDAD. El Hatha Yoga es una buena puerta de entrada cuando queremos volver a hacer deporte después de un tiempo sin practicarlo y también es un ejercicio que puede ser recomendado por traumatólogos y fisioterapeutas cuando estamos rehabilitándonos de una lesión o dolencia. Además, se trata de un tipo de ejercicio poco lesivo totalmente recomendable, ya que las clases de Hatha de The Matwork están guiadas por profesionales cualificados y adaptadas a los alumnos de una manera completamente personalizada.

UNA CLASE DE HATHA YOGA COMBINA TRABAJO DINÁMICO Y ESTÁTICO (ISOMÉTRICO)

En las clases de Hatha se trabaja aproximadamente el 50% del tiempo con ejercicios aeróbicos, en los Saludos al Sol, que sirven de calentamiento al comenzar la clase. Al compatibilizarse con una sección isométrica (el otro 50% del tiempo) en la parte de la Asanas o posturas estáticas, trabajamos los músculos de una manera muy completa.

El resultado de la combinación de posturas es muy eficaz para notar beneficios en muy corto plazo, sobre todo en personas que tienen un trabajo que les obliga a pasar muchas horas sentados.