CÓMO ELEGIR BIEN UN ESTUDIO DE YOGA DÓNDE PRACTICAR


Si has decidido practicar Yoga por primera vez o continuar tu práctica en una ciudad nueva o después de mucho tiempo, sigue estas recomendaciones para elegir con criterio el mejor estudio de Yoga posible según tus necesidades.

ESTILO DE YOGA.

Investiga acerca del estilo de Yoga que más se ajuste a ti. Busca en internet o pregunta a gente que conozcas que practique Yoga sobre los estilos de Yoga que existen.

Dependiendo de tu estado físico, edad, experiencia con el Yoga o el deporte y preferencias puedes encontrar diferentes estilos que se van a adecuar mejor a lo que te conviene.

 

CERCANÍA A TU CASA O TRABAJO.

Una vez que hayas identificado el estilo o los estilos que te gustaría practicar, busca en Google Maps o date una vuelta por tu barrio, o cerca de tu trabajo para ver si existe la posibilidad de practicar Yoga cerca de ti.

Es importante que tengas accesibilidad a tu práctica de Yoga para que puedas ir con más frecuencia y no exista ningún obstáculo que te impida hacer Yoga.

 

AMBIENTE DEL ESTUDIO.

Cuando localices el estudio que te tenga las clases que te atraigan y esté a la distancia que te venga bien, fíjate en cómo es el sitio.

Hay detalles que delatarán si el estudio es óptimo y que harán que tu debut en el Yoga sea lo más satisfactorio posible.

  • Espacio. Que las esterillas no estén demasiado pegadas entre sí.
  • Ventilación. La practica del Yoga genera sudoración, aunque sudar mucho o nada depende del estilo, mucha gente concentrada en un sitio moviéndose necesita de una ventilación adecuada.
  • Mira si te gusta la luz del lugar. No tiene que ser luz natural estrictamente, con que a ti te guste el ambiente que se genera vale.
  • Tranquilidad. Si se está escuchando reguetón súper alto mientras practicas pues tu experiencia se verá afectada negativamente seguro. Necesitas escuchar al profesor claramente y sentir que puedes concentrarte en tu cuerpo y tu respiración, si que haya sonidos externos que te distraigan.

 

HABLA CON LOS PROFESORES.

Antes de apuntarte habla con ellos y ve que te transmiten, es importante que te sientas bienvenido en ese lugar y que exista cercanía para poder hablar con los profesores de tus miedos y anhelos con respecto a la práctica.

 

CLASES DE PRUEBA.

Lo ideal es que puedas acceder a algunas clases de prueba con diferentes profes e incluso de diferentes estilos. O si solo hay un estilo, probar algunas clases para ver si te gusta. Date más de una oportunidad, quizá en la primera clase te abrume tanta novedad de instrucciones, posturas y necesites un par de clases para valorar si el Yoga es para ti.