CÓMO ELEGIR UNA BUENA ESTERILLA DE YOGA (I). SEGÚN EL ESTILO DE YOGA


La esterilla de Yoga, colchoneta o mat es, junto con tu cuerpo y con tu mente, uno de los elementos esenciales del equipamiento necesario para hacer Yoga. Por lo que la elección de la esterilla de Yoga va a condicionar la calidad de tu experiencia. Y la elección de la esterilla depende de varios factores.

Si has llegado hasta aquí es que estás planteándote adquirir una por primera vez o cambiar la que tienes porque no te convence, así que me gustaría darte mi visión como profesora y practicante de Yoga para que puedas elegir con el mejor criterio.

Hoy en día la oferta de esterillas o colchonetas de Yoga es amplia y eso es genial, porque vamos a poder elegir la que más se ajuste a nuestras necesidades y presupuesto.

Uno de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir la mejor esterilla para ti es: el estilo de Yoga que practicas. Hay particularidades en cada estilo que influyen en el tipo de esterilla.

Para Ashtanga y Vinyasa necesitaremos una esterilla más mullida, de unos 6 milímetros de grosor mínimo, idealmente de 10 milímetros, porque ayuda a sentir más mullido el apoyo en los saltos que se realizan en las transiciones.

En estas dos disciplinas se suda mucho, así que probablemente tengamos que complementar con una toalla antideslizante o una toalla normal de baño, si no quieres gastar demasiado. Sería el mismo caso para Bikram y disciplinas Hot.

Hay que tener en cuenta que son esterillas más caras. Esterilla de este tipo + toalla sale por unos 70-80€. Pero si las cuidas, te duran muchísimos años, por lo que son una inversión inteligente, que mejorará experiencia yóguica global.

Para las disciplinas Hatha Yoga y Iyengar, con una esterilla de Yoga de 4 milímetros, que suele ser lo estándar, lo que más encontraremos, nos valdría.

Eso sí, es importante que nos fijemos en dos aspectos. Uno, que tenga la característica de esterilla antideslizante, para que no nos resbalemos en posturas como la V invertida, guerreros y otras invertidas. Dos, que cuando la toquemos sea firme, es decir que al hundir el dedo recupere su forma muy rápido, que no se quede marcado. Este último aspecto suele ir unido a que no sea muy ligera.

Hay marcas que por 20-25€ reúnen todas estas características y son fundamentales para una buena experiencia. Ya que pagas por tus clases, la esterilla es un recurso en el que vale la pena invertir.

Las esterillas no aptas para Yoga suelen ser: muy ligeras, muy baratas, no recuperan su forma rápidamente al hundir un dedo. ¡Desconfía de esas!

Luego esta el tema de los materiales, lo comentaré en otro post.

Si quieres recomendaciones concretas de esterillas dime y te paso links.