Por qué el Hatha Yoga es perfecto para iniciarnos en el Yoga


Hay una gran variedad de estilos o tipos de Yoga actualmente, pero hay un estilo de Yoga que nos va a dar la posibilidad de iniciarnos en el Yoga de una manera gradual, pero con la seguridad de que vamos a notar sus beneficios en muy pocas sesiones, este estilo de Yoga es el Hatha Yoga.

Pero, ¿Qué es el Yoga?

El Yoga como lo conocemos en Occidente, o Yoga físico, es una disciplina milenaria que consiste en la práctica de una serie de posturas o asanas (su nombre en sánscrito) mientras dirigimos nuestra atención a la respiración o a nuestro cuerpo.

Estas posturas son estiramientos y equilibrios de diferente índole y pueden enlazarse mediante transiciones de momentos de relax, saltos o transformación de una postura en otra, dependiendo del estilo de Yoga que estemos practicando.

Hay infinidad de estilos de Yoga físico, y cada vez se introducen nuevas modalidades, pero en mi opinión los de más raigambre son los pertenecientes a estas cuatro familias o estilos de Yoga: Hatha, Asthanga, Iyengar y Vinyasa. De estos diferentes estilos se han inspirado multitud de versiones y modalidades que añaden variaciones, dinámicas, ritmos e incluso combinaciones de los mismos.

A su vez todos estos tipos de Yoga parten todos de uno, el Hatha Yoga, que en sanscrito significa Yoga físico. Todas las asanas del resto de estilos de Yoga y sus variaciones (Asthanga, Iyengar, Vinyasa, Hot Yoga, Bikram, Aeroyoga…) son las mismas que las de Hatha.

Lo que diferencia a unos estilos de otros es:

  • La duración en el mantenimiento de estas posturas lo que influiría en su intensidad
  • La manera de realizar las transiciones lo que influiría en su dinamismo.
  • El número de posturas que puedan llegar a realizarse, derivado de la duración de las posturas y el tipo de transición.
  • El orden de las mismas.
  • La variedad de las posturas.

Este tipo de características que van a definir el estilo que practiquemos nos puede dar una pista de que estilo de Yoga va a ser el ideal para nosotros.

Actualmente hay tantas alternativas que se podría decir que hay un estilo ideal para cada persona. Incluso hay especializaciones muy concretas para diferentes tipos de audiencia: Yoga para niños, para embarazadas, para ciegos, Yoga en empresas, en colegios, en hospitales, etc.

Pero, ¿Qué es el Hatha Yoga?

En el Hatha Yoga, las posturas se mantienen durante unos minutos y las transiciones son suaves, incluso con momentos de relax en entre postura. Es uno de los estilos de Yoga más democráticos que existen ya que permite practicarlo a personas que tengan condiciones físicas más limitantes (personas mayores, personas que nunca hayan hecho ejercicio, embarazadas, personas con obesidad, con lesiones). Esto hace del Hatha Yoga un tipo de Yoga muy adecuado para comenzar a practicar Yoga.

Y una vez que nos hemos introducido en la práctica del Hatha podemos ir probando otros estilos y ver cuál es el que mejor encaja con nosotros. O quedarnos con el Hatha, porque es el que más se adecúe a nosotros, a lo que buscamos o a nuestra personalidad. Además es un tipo de Yoga en el que notaremos beneficios muy rápido y será casi imposible que nos lesionemos.

 

Lo que verdaderamente es el Yoga

Pero, en cualquier caso, el Yoga es algo más que una secuencia de posturas que se hacen con el cuerpo. La mayoría de la gente se acerca al Yoga por un tema físico, y sus beneficios son más que conocidos, pero lo que acaba enamorando a la gente del Yoga son sus beneficios a nivel mental, espiritual o psicológico:

  • Claridad mental.
  • Sensación de paz y plenitud instantánea.
  • Identificación y control de las emociones.
  • Reducción de los niveles de estrés.
  • Satisfacción por sentir que nos tomamos un tiempo para nosotros.

La imagen errónea que tiene mucha gente del Yoga es que son acrobacias inverosímiles realizadas por atletas, pero eso es sólo una imagen, algo estético que por otro lado también es Yoga, porque el Yoga es abundante y no discrimina. Pero eso no es todo el Yoga.

El Yoga es el viaje que realiza cada individuo mientras realiza una postura, es el autoconocimiento que se produce como consecuencia de esos instantes en los que llevas la atención hacia adentro. El Yoga es la claridad mental que se obtiene al dejar durante unos momentos todo fuera y volver a lo esencial, a lo que siempre está con nosotros, a lo que nos conecta con el presente: nuestro cuerpo y nuestra respiración.